» FAJITAS DE BERENJENA BLANCA CON HUMMUS «

berenjena blanca

 

No conocíamos esta variedad de berenjena porque no se cosechan en nuestra zona. Es oriunda de la comarca catalana del Bages y aunque no se producían desde hace unos años, hoy parecen que se van extendiendo y ya podemos degustarla en otras regiones.

Si las encontráis en vuestros mercados, no dudéis en probarlas.

Su sabor es más suave y la textura es menos áspera que la berenjena común. Ideal para que l@s peques acepten comer hortalizas sin hacer malos gestos. Las acompañaremos con un hummus muy suave para que no dejen… ni los palillos.

Ingredientes:

  • Berenjenas blancas
  • Tomates desecados
  • Aceitunas negras deshuesadas
  • Perejil fresco

Para el hummus:

  • Garbanzos cocidos
  • Limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajo
  • Pimentón dulce
  • Orégano
  • Sal

Elaboración:

Antes de empezar con la receta, hidratamos los tomates en un bol con un poquito de agua para que vayan ablandando su textura. No añadimos nada al agua para que mantengan su sabor.

Lavamos las berenjenas  y las fileteamos en rebanadas no muy gruesas para que se hagan bien a la plancha. Aceitamos la plancha y colocamos las porciones más grandes para que nos den unas fajitas con las que trabajar. Procuramos que se doren pero que no se quemen. Su textura es más suave y se harán rápidamente. Las sacamos de la plancha y las dejamos sobre papel absorbente para retirar el aceite que pueda sobrar.

Sacamos del agua los tomates y dejamos que escurran bien sobre papel absorbente, observaremos que están más blanditos pero conservan todo su sabor.

Picamos las aceitunas negras, los tomates secos hidratados y el perejil fresco.  Reservamos.

Preparamos el hummus. Podemos usar un frasco de garbanzos cocidos o los cocemos en casa. Si usamos los de bote, los lavaremos en un colador para retirar el posible almidón que tengan y la salmuera del líquido que les acompaña en el frasco.

Vertemos los garbanzos en un vaso para triturar.

Exprimimos el zumo de un limón y lo añadimos al vaso. Añadimos una punta de pimentón dulce, una punta de sal, el ajo muy picadito, un pellizco de orégano y un hilo de aceite de oliva virgen extra.

Trituramos hasta obtener una masa manejable. Si queda demasiado compacta podéis añadir un poquito de agua, en ese caso probar que no quede demasiado soso.

Colocamos las fajitas de berenjena en una fuente y untamos el hummus sobre la mitad de ellas. Añadimos las aceitunas negras, el perejil y los tomatitos por encima. Doblamos por la mitad para cerrar la fajita pinchándola con un palillo, que no se abra.

¡ Deliciosas !

octubre 7, 2018

  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.