«PLATILLOS VOLANTES»

platillos volantes

 

Haciendo manualidades de platillos volantes ayer con l@s peques jugábamos a ser marcianos… ¿Y por qué no darles de merienda unos ovnis que nos visitan? Dicho y hecho, aprovechando que tenemos membrillos para hacer una deliciosa carne de membrillo, merendaremos unos…

Platillos Volantes

Hay muchas maneras de hacer la carne de membrillo y cada mamá y abuelita tiene su receta.

La Hormiga ha realizado ésta con el peso de 2 membrillos que tenía en casa. Del peso de los membrillos pelados y troceados, añadimos ½  de su peso en azúcar.

Ingredientes:

  • 300gr membrillo
  • 150gr azúcar moreno
  • 25cl Agua
  • ½ Limón
  • Queso semicurado
  • Láminas de Hojaldre
  • Huevo
  • Piñones
  • Almendras
  • Semillas de sésamo negro

Elaboración:

Lavamos los membrillos para quitarles la pelusa y los secamos.

Pelamos, descorazonamos y los troceamos, colocándolos en un recipiente y cubriéndolos con el azúcar. Añadimos el zumo de ½ limón para que no se oxide.

 

tupper membrillo

Después de 1 hora macerando los colocamos en un cazo con el agua a fuego medio-bajo. Removemos de vez en cuando para que no se pegue. Poco a poco se oscurecerá y estará listo cuando la cuchara se mantenga prácticamente vertical al colocarla  en el centro del cazo.

 

membrillo2

Batimos el membrillo y lo pasamos al recipiente que queramos. En nuestro caso lo hemos colocado en una cubitera para que nos quede en forma circular.

 

membrillo3membrillo4

 

 

 

 

 

Dejamos que entibie y pasamos a la nevera.

Extendemos la lámina de hojaldre y con un molde circular realizamos unas obleas con las que prepararemos nuestros platillos volantes.

Cortamos el queso en láminas no muy gruesas y con un molde creamos círculos del tamaño de los cubitos de membrillo.

Precalentamos el horno a 200°

En una bandeja para el horno colocamos una lámina de papel apto para horno y disponemos un círculo de hojaldre, sobre él un círculo de queso y un cubito de membrillo. Tapamos con otro círculo de hojaldre dándole forma. Cerramos con un tenedor.

Con una pajita gruesa realizamos unos agujeros para darles forma de platillos volantes y a la vez para que no se infle demasiado. Pincelamos con huevo batido.

Decoramos con piñones, sésamo negro y almendras en cubitos.

Horneamos durante 15 minutos o hasta que veamos que están cocinados ( ya sabéis que cada horno es un mundo ). Espolvoreamos con azúcar glas por encima.

 

 

 

¡A merendar!

noviembre 4, 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.